Prevención de la hipertensión: ¿cómo prevenir un aumento de la presión arterial?

por | 15.12.2021

Cualquier médico puede confirmar la información de que la prevención de las enfermedades cardiovasculares es el mejor tratamiento. La presión arterial alta (hipertensión) es una de las afecciones cardíacas más comunes. Pero si toma las medidas adecuadas para prevenir este problema, existe una mayor protección contra posibles complicaciones.

Algunas estadísticas:

Entre 1972 y 1992, Estados Unidos introdujo medidas preventivas para prevenir los riesgos de hipertensión arterial no controlada. Según las estadísticas publicadas, esto ha reducido la mortalidad por enfermedad coronaria en más del 50% y por accidente cerebrovascular en más del 70%.

Prevención primaria y secundaria de la hipertensión

En el curso del estudio de los problemas del tratamiento de la hipertensión arterial, se formó un cierto conjunto de medidas, que se divide condicionalmente en prevención primaria y secundaria. La prevención primaria incluye neutralizar los principales factores de riesgo que contribuyen al desarrollo de la hipertensión: estrés, alcohol, exceso de peso, comida chatarra y niveles de colesterol en sangre.

En cuanto a la prevención secundaria, está destinada a personas que ya se han encontrado con este problema y tiene como objetivo eliminar posibles recaídas después de un curso de tratamiento completado con éxito. La esencia de la prevención secundaria es cambiar el estilo de vida de una persona, inculcarle hábitos alimenticios saludables y una actitud más respetuosa con su cuerpo.

Principios básicos de la prevención de la hipertensión

Si desea evitar episodios de presión arterial alta, asegúrese de prestar atención a los siguientes puntos importantes:

  • Corrección de dieta y nivel de actividad física.
  • Controle el porcentaje de grasa corporal.
  • Control de los niveles de azúcar y colesterol en sangre.
  • Cumplimiento de las recomendaciones de nutricionistas y médicos para mantener un estilo de vida saludable.
  • Dejar los malos hábitos (alcohol, fumar).
  • Regulación del nivel de estrés.

¿Qué alimentos pueden reducir la presión arterial?

Para las personas propensas a la hipertensión o enfermedades cardiovasculares, se recomiendan alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 y vitaminas. Un lugar especial en esta lista lo ocupan el pescado bajo en grasa, la carne de ave, los productos lácteos, las frutas y verduras frescas. Pero la comida rápida, las grasas saturadas y los carbohidratos rápidos deberán eliminarse o minimizarse al máximo en su menú diario. Una solución adicional puede ser la ingesta de suplementos dietéticos especiales con un efecto hipotensor pronunciado. Hoy en día, muchos expertos destacan las propiedades beneficiosas de las cápsulas de Cardiol en la prevención y el tratamiento de la hipertensión.

¿Qué tipo de ejercicio puede ayudar a mantener su corazón sano?

El entrenamiento cardiovascular y la actividad física moderada son la mejor prevención de muchas enfermedades. El nivel de actividad depende de su estado físico, edad y cantidad de tiempo libre. Pero incluso el horario de trabajo más ocupado debe incluir al menos 40-50 minutos de ejercicio vigoroso por día. Correr es el «amigo» ideal para un corazón sano. Pero si tiene problemas en las articulaciones o contraindicaciones para correr, puede encontrar otras formas de bombear su sistema circulatorio. Esto puede ser nadar, esquiar, andar en bicicleta y muchos otros. Incluso el yoga o los pillates pueden dar un resultado positivo, por lo que te recomendamos que prestes atención a estos deportes.